La Criolipolisis es un nuevo método externo, no quirúrgico, para reducir acúmulos de grasa corporal localizada mediante la aplicación controlada de frío.

Los resultados proporcionan una reducción de la grasa corporal de una forma progresiva, obteniendo resultados visibles y naturales en la áreas tratadas. El tratamiento es indoloro y no precisa de un tiempo de recuperación posterior.

Principio científico de la criolipólisis
La nueva tecnología se basa en las especiales características de las células grasas (adipocitos)que son destruidas, mediante la aplicación de frío contralada, gracias a la rotura de su enlaces químicos. Las células grasas son, por naturaleza, más vulnerables al efecto de enfriamiento que otros tejidos adyacentes, por eso sólo se ven afectados los adipocitos.

Resultados reales y armónicos.
Los resultados de los estudios científicos y de la práctica clínica evidencian una reducción del grosor de la grasa de 5 mn por sesión en la mayoría de pacientes. La reducción de grasa es patente a los 15 días y la pérdida máxima de grosor de la capa de grasa se logra entre los 2 y 4 meses después del tratamiento.

¿Cómo funciona la criolipólisis?
Durante el procedimiento, un aplicador externo, no invasivo, administra frío de una manera controlada en zonas con acúmulos de grasa, eliminado las células adiposas de una manera natural e indolora.

¿Qué acurre con las células grasas?
La exposición al frió que las células grasas (adipocitos )aceleren su proceso natural de muerte celular. Después ,las células grasas del área tratada se eliminan naturalmente a través de otras células, los macrófagos, que se encargan de retirarlas definitivamente. Esto da como resultado una reducción gradual y real de la capa de grasa.

¿Cuáles son los efectos después del tratamiento?
En determinados casos pueden aparecer un enrojecimiento de la zona tratada, una sensación de hormigueo o adormecimiento ,o, en ocasiones ,algún pequeño hematoma aislado. Todos ellos remiten en un tiempo breve.

Un tratamiento indoloro
La criolipólisis es confortable: no precisa anestesia ni medicación para el dolor. Mientras se realiza ,se puede leer, consultar el ordenador incluso dormir.

¿Cuánto dura el tratamiento?
Suele durar 1hora, dependiendo la zona. Durante la consulta, el médico valora las necesidades de cada caso.
¿Es necesario tiempo de recuperación tras el tratamiento?
No. Se puede volver a la actividad normal inmediatamente después del tratamiento, incluyendo trabajo y ejercicio

¿Cuándo se aprecian los resultados?
La reducción de grasa se empieza a notar a los 15 días y la pérdida máxima de grosor de la capa de grasa se logra entre los 2 y 4 meses después del tratamiento. Los resultados de los estudios científicos y de la práctica evidencian una reducción del grosor de la grasa de entre 5 y 7mn por sesión en la mayoría de los pacientes.

¿Cuántos tratamientos se pueden realizar?
En el caso de que se quiera repetir el tratamiento en la misma zona, es conveniente esperar entre 2-4 semanas. En otras zonas del cuerpo, el tratamiento se puede aplicar inmediatamente.

¿Cuánto tiempo duran los resultados?
La reducción de grasa es persistente y la duración de los efectos del tratamiento es equiparable a procedimientos invasivos(quirúrgicos), como la liposucción.

¿Qué diferencia a la criolopólisis de otros procedimientos?
La criolipólisis desarrolla su acción sobre las células grasas de una manera indolora y respetando todos los tejidos adyacentes .otros métodos empleados para eliminar la grasa carecen de uno o varios de los requisitos anteriores.

¿Quienes se pueden beneficiar de la criolipólisis?
La criolipólisis está especialmente indicada para aquellas personas que no son especialmente obesas, pero que tienen grasa localizada en ciertas partes del cuerpo que es complicada de eliminar con dieta o ejercicio. No es un tratamiento para tratar la obesidad ni es una alternativa a la liposucción, aunque sí consigue una reducción notable y natural de la grasa localizada.

¿A qué zonas se aplica?
De manera general, se aplica a las adiposidades en la zona abdominal,los flancos de la cintura y la espalda. También se están evaluando otras áreas en las que actuar, como la zona de la papada ,el pectoral masculino y los muslos.